Etiquetas

Nosotros vamos a hacer lo propio con tal de que Sheldon Adelson plante en un secarral meseteño un trozo del desierto de Mojave, ahora que en Nevada el negocio se está yendo al tacho, que hasta han despedido a varios imitadores de Elvis. Ahora, a falta de suecas siempre habrá chicas del Este, asiáticas y africanas alas que darle mejor acomodo que la Casa de Campo y la calle Montera, aunque tampoco es desdeñable el número creciente de poligoneras que hacen cola en el INEM, puesto que el Mercadona no tiene cajas suficientes para todas. Todo son ventajas. Dados los recortes en educación, I+D+i y el hachazo a cualquier iniciativa de fomento del empleo, el ladrillo se vislumbra como la única apuesta segura a corto plazo. Y trasladar Las Vegas a la Meseta, piedra a piedra, no es moco de pavo. Tampoco hay que desdeñar nuevas iniciativas de negocio que tan bien conocen en lugares donde la mafia es la primera empresa del país. La carrera que se traen Madrid y Barcelona por alojar el complejo de Eurovegas es un nuevo capítulo del derbi del siglo y, de seguir así, alguien debería plantearse si no es mejor de una vez por todas darle la independencia a Madrid para pasar a concentrarnos en lo importante. Mientras veíamos un partido en un bar irlandés, un francés me dijo que le gustaría que Francia jugara al fútbol como España. Le contesté que para eso hacen falta sangre, sudor, lágrimas y que sus clubes no paguen a Hacienda.

Leer La solución final en el Nº4 de Achtung. Cómpralo aqui.

**1,49 euros. Menos que una caña. Si quieres un periodismo diferente paga por él. El resto, son solo buenas palabras cargadas de intenciones que se las lleva el viento y que no sirven de nada 

Anuncios