Etiquetas

, , , , , , ,

ansar

Fue Albert Camus quien nos alertó de que sólo hay dos verdades una de las cuales jamás debe ser dicha. De verdades y cómo guardarlas, los franceses saben un huevo. Fueron quienes de convertir una humillante derrota y colaboración con los nazis en la Segunda Guerra Mundial en un heroico relato de resistencia que luego Hollywood dejó fetén en nuestras pantallas. Poco importó que fueran un puñado de republicanos españoles los que liberaran París, eso sí, al mando de un general francés bajo la promesa de mañana Madrid. Luego, por esas cosas que tiene la Historia de no ser como es sino como nos la cuentan, De Gaulle fue el encargado de hacer pasar por democracia una dictadura de bajo perfil que no cayó por la mala resaca de unos estudiantes en unos días de mayo, sino porque los argelinos concluyeron lo que los vietnamitas ya habían comenzado cuando Vietnam ni siquiera era Vietnam. Lo que me gusta de Francia es su capacidad para reinventarse sin torcer el gesto al mismo ritmo que nosotros nos cortamos las venas cada tres minutos. Anda España que no sale de su asombro por los papeles de un tal Bárcenas que ha publicado un periódico y que relatan una supuesta contabilidad B del partido en el poder que afectaría incluso al presidente del Gobierno. A mí lo que digan los papeles me da un poco igual ya que a estas alturas uno ya ha comprendido que indignarse al descubrir que el niño pasa demasiado tiempo encerrado en su habitación está un poco como demodé. A mí lo que me llama la atención es nuestra resistencia a dejar atrás las tradiciones.

Continuar leyendo Hoy ha muerto mamá en Achtung!

Anuncios