Etiquetas

, , , , , ,

escrache-argentina-crisis-revista-achtunbg

La crisis nos está pegando tan fuerte que de quedarnos sin palabras hemos pasado a importarlas. Ha ocurrido con el famoso escrache. He ido a la RAE y no aparece. Sí lo hace el verbo escrachar que es definido por nuestros académicos como como un coloquialismo llegado del Río de la Plata con los significados de «romper, destruir, aplastar» y «fotografiar a una persona», lo que viene a certificar aquello que John Lennon decía de la realidad: «cuanto más la enfrentemos más nos damos cuenta de que la irrealidad es el programa principal del día».

Recurro a Fundeu, convertido ya en el Libro de Petete para todo aquel con la necesidad imperiosa de juntar letras sin mayor intención que la de hacerlo. Hace referencia la fundación al Diccionario de americanismos, de las Academias de la Lengua, para definir el escrache como una «manifestación popular de denuncia contra una persona pública a la que se acusa de haber cometido delitos graves o actos de corrupción y que en general se realiza frente a su domicilio o en algún otro lugar público al que deba concurrir la persona denunciada». Tiene su aquel que sea Fundeu, institución sufragada por un banco, la que defina un fenómeno cuyo origen no es otro que monetario. Tuve a un profesor a quien paradojas de este tipo le servía a menudo para definir la modernidad. No en vano, antes que él, ya fue Einstein el encargado de avisarnos de que cuando las leyes de la matemática se refieren a la realidad, no son ciertas y cuando lo son, no se refieren a la realidad.

Seguir leyendo Caza de brujas en Achtung!

Anuncios