Etiquetas

, , , , ,

corleone

El Padrino 1972. Michael Corleone (Al Pacino) habla con Kay Adams (Diane Keaton)

En una de las escenas más memorables de El Padrino Michael Corleone le confiesa a su todavía novia Kay que va a trabajar para su padre. Kay, arrebatadoramente inocente ante lo que se le viene encima, le dice a Michael: «Pero tú no eres como él, Michael. Pensaba que no te convertirías en un hombre como él. Es lo que me dijiste». El más joven de los hijos del Don, en un alarde de racionalidad como pocas veces hemos visto en una pantalla le responde: «Mi padre no es diferente a cualquier otro hombre poderoso, cualquiera con responsabilidad sobre otra gente, como un senador o un presidente». Tras escuchar cómo su prometida le llama naif pues senadores y presidentes no matan gente, Michael no puede sino suspirar y contestar: «Oh, quién está siendo naif, Kay».

El manual de instrucciones que ofrece la trilogía de Coppola es tan certero que da miedo. El mayor acto de amor de nuestros padres ha consistido en decirnos desde niños que lo de las películas es mentira. El mundo real es mucho peor claro, pero quién quiere joderle la vida a un niño.

Seguir leyendo Historia de la violencia en Achtung!

Anuncios