Etiquetas

, , , ,

Miguel Blesa. Quien no haya matado -y posado- con animales raros, no puede llamarse hombre.

Miguel Blesa. Quien no haya matado -y posado- con animales raros, no puede llamarse hombre.

Uno de los legados que nos dejará la estafa de los últimos años será el reconocimiento de la absoluta normalidad. La normalidad con la que asuntos que en tiempos correspondían al campo de la ciencia ficción han acabado por convertirse en el pan nuestro de cada día. Comienza uno aceptando que los automóviles Jaguar se reproducen en los garajes de ciertos políticos. Se pasa a asumir la existencia de trabajos por emitir opiniones no vinculantes a cambio de 8.500 euros mensuales (algo que miles de personas hacen en el bar o en Twitter, a diario y gratis). Y se acaba por confiar en la existencia de tarjetas mágicas que sueltan un río de dinero de principio y fin desconocidos. Entre tanto, decenas de sucesos increíbles que se asumen con la normalidad con la que la cuñada de Gabriel García Márquez calificó al Nobel colombiano tras ver reflejada buena parte de la historia familiar en las páginas de Cien años de soledad: «Ay, pero Gabito es bien chismoso».

Seguir leyendo La absoluta normalidad en Achtung!

Anuncios