Etiquetas

, , ,

Mariano-Rajoy-Jose-Antonio-Monago_ECDIMA20140115_0013_4

Como no os gusta el amor, atacáis a Monago. Es la moraleja del enésimo asunto que engorda cada día más la bola de Podemos. Alguien en la formación-cosa de Pablo Iglesias debería ir planeándose ponerle un sueldo a tal cantidad de mentecatos públicos porque por este tipo de campañas, antes, se pagaba. El asunto de Olga María ya va camino de convertirse en una revisión posmoderna de la Mata Hari de principios del siglo pasado y solo nos faltan las palomitas. La entrevista ya no la tiene ninguno de nuestros próceres sino gentes de la talla de Olga María, el pequeño Nicolás y compañía. Y eso sin la necesidad de que ninguno haya amenazado por enésima vez con «tirar de la manta» para luego no.

En menos de 24 horas, Monago, otrora intachable político-verso suelto del PP, ha pasado de hacerse un Pujol y amenazar con querellas a todo aquel que ose atentar contra su honor y el de su familia (¿en qué orden?), a decir que ya irá pagando «hasta el último céntimo» del dinero a cuenta del Senado con el que sufragó sus treinta y dos viajes a Canarias, todo hace indicar que a mayor gloria de su entrepierna a juzgar por la reacción de sus compañeros los senadores guanches que no lo recuerdan por allí.

Seguir leyendo Amor en tiempos revueltos en Achtung!

Anuncios