Etiquetas

, , , ,

Bradley Cooper en el papel del francotirador Chris Kyle en el filme American Sniper, dirigido por Clint Eastwood.

Bradley Cooper en el papel del francotirador Chris Kyle en el filme American Sniper, dirigido por Clint Eastwood.

[…]

Eddie Ray Routh, de 27 años, se enfrenta a cadena perpetua sin posibilidad de revisión si el jurado del tribunal de Stephenville, una pequeña ciudad de Texas, le encuentra culpable de asesinar el 3 de febrero de 2013 a Kyle, de 38 años, y a un amigo de éste, también ex militar, Chad Littlefield, de 35 años. El juicio comenzó el pasado miércoles 11 de febrero y, como era de esperar, es ya el acontecimiento más importante de la historia de Stephenville, una pequeña localidad ganadera situada en el corazón del estado de Texas, a unas 108 millas de Dallas y de apenas 18.500 habitantes.

Eddie Ray Routh, el asesino, y el verdadero Chris Kyle

Eddie Ray Routh, el asesino, y el verdadero Chris Kyle

En realidad, el juicio tiene algo de formalismo. La autoría del crimen no está puesta en duda ya que Routh sí asesinó a Kyle y a Littlefield. Aquel día en Rough Creek Lodge, un rancho deportivo situado en la localidad de Glen Rose, los tres iban a disfrutar de una jornada de tiro. Sin embargo, poco después de las tres de la tarde, el acusado descerrajó varios disparos contra sus acompañantes. Kyle recibió varios impactos en la espalda y en la cabeza. Littlefield en el pecho. Las investigaciones policiales han determinado que en el momento de su muerte, ambas víctimas estaban armadas pero nunca llegaron a desenfundar sus pistolas. Esa no es pues la cuestión principal. Lo es si Routh, un veterano con un historial clínico de desórdenes mentales del tamaño de Texas, era o no responsable de sus actos en el momento de cometer los asesinatos. Routh había sido diagnosticado de PTSD, (síndrome de estrés post-traumático, en sus siglas en inglés) y, según algunos especialistas, mostraba síntomas de esquizofrenia paranoide. Contaba con un largo historial de avisos, comportamientos erráticos y episodios violentos incluidos que, junto al abuso del alcohol y las drogas, resultaron una combinación fatal. Su familia pidió ayuda a la Administración de Veteranos pero, como en tantas otras ocasiones, sus peticiones, si fueron escuchadas, no fueron tomadas en serio o las respuestas no llegaron a tiempo. Kyle, su víctima, era la última esperanza para los atormentados padres de Routh, cuya madre había pedido ayuda al hombre convertido ya en héroe, no solo por sus méritos en el campo de batalla sino por su trabajo con los combatientes al volver de él. Kyle dijo sí.

Leer ‘Pobre soldado americano’ en ctxt

Anuncios