Etiquetas

, , , , , ,

Malagón

Malagón

Lo único que ha convertido en excepcional esta semana teñida de tragedia, luto, histeria y rabia ha sido el asesinato la noche del jueves de cinco policías en Dallas a manos de un tirador (profesional, reservista del Ejército) que ha sido identificado como Micah Xavier Johnson.

En algunos medios Micah X. Johnson. Con la X. bien visible, por las resonancias, suponemos. The Drudge Report, un agregador de contenidos que se hizo célebre entre la derecha americana por ser el primero en airear el escándalo Lewinsky después de que Newsweek desechara publicarlo primero, llegó incluso a airear un titular cargado de intención: “Black Lives Kills Four Police Officers” (“Vidas Negras mata a cuatro oficiales de policía”).

Como sucede desde pocas semanas después de su formación, muchos tratan de criminalizar al movimiento Black Lives Matter, surgido tras el asesinato de Michael Brown en Ferguson, Missouri, el verano de 2014. Dicen los críticos furibundos que “todas las vidas importan”. Nadie lo ha negado. Pero las que acaban desangradas sobre el asfalto con más asiduidad a manos de la policía, o al menos en un porcentaje más abultado, son las de afroamericanos.

El supuesto asesino, que hirió de gravedad a cinco policías más y a dos civiles, fue abatido por un robot policial cargado de explosivos después de haberse atrincherado durante unas horas. Se trataría esta de la primera actuación de un dron en suelo estadounidense. El sospechoso ha sido calificado de “nacionalista negro”. Seguidor de grupos pseudomalditos y asociados con la violencia como la Nación del Islam (a la que perteneció el mismo Malcom X o Muhammad Alí), y otras organizaciones como The New Black Panther Party o la Liga de Defensa Americana. Esta última, por cierto, conocida por sus mensajes cargados de odio y amenazas, supuestamente en defensa de la comunidad afroamericana.

Pese a que al principio se dijo que podía haber más de un tirador, la información hecha pública hasta el momento insiste en que Johnson actuó solo. Otro “lobo solitario” aunque a este solo le llaman sniper(francotirador).

Las víctimas de Dallas eran los encargados de mantener la seguridad en una manifestación de protesta pacífica convocada por Black Lives Matter. Una protesta como la mayoría de las que se dan en EEUU, en la que la proporción policía-manifestante suele ser de dos a uno, si no más.

El martes en Baton Rouge, Louisiana, dos policías blancos habían matado a Alton Sterling, un ciudadano afroamericano y padre de cinco hijos al que tenían inmovilizado en el suelo.

Seguir leyendo Un elefante en medio de la habitación en ctxt.es

Anuncios